viernes, 28 de junio de 2013

TARTA MOUSSE DE PAPAYA Y NARANJA (¡LO CONSEGUÍ!)

   En esta ocasión se puede dar por válida la frase de "la tercera va la vencida".
   Hace tiempo que les conté que, en dos ocasiones, había intentado hacer una tarta como esta pero que no conseguía que cuajara la gelatina por un compuesto que tiene la propia papaya que no lo permite.
   Pues bien, como en aquella ocasión nos gustó tanto el sabor de la mousse, aunque no se sostuviera, la he vuelto hacer, con algunos cambios y por fin lo logré.
   Lo que he hecho ha sido cambiar la gelatina por agar agar y ésta si que cuaja a pesar de la "dichosa" bromelina.
   Como es la primera vez que la usaba, le pregunté a mis compis del Desafío por si alguna la había usado y me ayudaron muchísimo los consejos que me dieron tanto Isabel, del blog Las delicias de Isabel, como Pilar, del blog Per sucar- hi pa, así que aprovecho la entrada para agradecérselo a ambas.
   Los ingredientes que usé fueron:
Para la base:
  • 200 gr. de galletas tipo digestive.
  • 100 gr. de mantequilla.
Para la mousse:
  • 300 gr. de queso fresco batido.
  • 2 yogures cremosos de naranja-papaya (de mercadona, ver foto).
  • 500 ml. de nata para montar muy fría.
  • 200 gr. de azúcar.
  • 300 gr. de papaya pelada y sin pepitas.
  • Un vaso de zumo de naranja.
  • 10 gr. de agar agar en polvo.
*Edito la entrada para aclarar que el agar agar se puede comprar en herbolarios. Allí se consigue sin ningún tipo de problemas. Eso sí, hay que tener en cuenta las indicaciones del paquete a la hora de hervirlo.
Para la cobertura:
  • Un vaso de zumo de naranja.
  • 300 gr. de papaya pelada y sin pepitas.
  • 75 gr. de azúcar.
  • 5 gr. de agar agar en polvo.
   Este es el yogur que usé para hacerla.
   Empezamos preparando el aro de la tarta. Lo engrasamos, lo forramos con papel de horno y lo colocamos sobre una bandeja de servir.
   Derretimos la mantequilla a fuego bajo.
   Ponemos las galletas en la picadora y las trituramos hasta reducirlas a polvo.
   En un bol mezclamos las galletas con la mantequilla hasta obtener una pasta.
   La ponemos en el aro y la aplastamos para que quede bien sellada.
   La reservamos en la nevera mientras preparamos la mousse.
   Pelamos la papaya y le retiramos todas las semillas.
   Cortamos en trozos los 300 gr. de la mousse.
   Los trituramos con la batidora y lo reservamos.
   En un bol bien amplio, donde iremos mezclando todos los ingredientes, ponemos lo yogures, el queso y el azúcar.
   Lo batimos con el brazo de la batidora. Reservamos.
   Ponemos la nata en otro bol y la montamos hasta que esté bien firme. También la reservamos.
   Hechos los pasos anteriores, vamos ahora con el agar agar.
   Ponemos en un caldero el zumo de naranja y lo llevamos al fuego.
   Cuando esté bien caliente, echamos el agar agar en forma de lluvia.
   Removemos bien para que no se nos vaya al fondo.
   Ahora tenemos que dejarlo hervir. Aunque en mucho de los sitios en los que consulté ponía que debía hervir por espacio de dos minutos, yo seguí las recomendaciones de Pilar y seguí las instrucciones del fabricante. En mi caso concreto, el agar agar ponía que había que hervirlo durante ocho minutos y así lo hice. (A fuego medio y removiendo todo el rato).
   Cuando lo tengamos listo, le echamos el puré de papaya para que se temple. Removemos rápidamente para que se mezcle.
   Es importante, como he hecho, tener todo preparado porque es una mezcla que cuaja con bastante rapidez.
   Vertemos la mezcla sobre el bol donde tenemos los yogures, el queso y el azúcar y mezclamos rápidamente con las varillas.
   Luego añadimos la nata montada y la mezclamos con movimientos envolventes.
   Yo empiezo primero con las varillas manuales y al final sigo con una espátula de silicona para que quede bien homogénea.
   Echamos la mezcla sobre la base de galletas reservada y dejamos en la nevera un par de horas.
   Para la cobertura, ponemos la papaya y el azúcar en el vaso de la batidora.
   Lo molemos hasta tener un puré.
   Ponemos a calentar el zumo de naranja.
   Igual que antes, cuando esté bien caliente, añadimos el agar agar en forma de lluvia.
   Removemos y dejamos hervir el tiempo indicado (en mi caso ocho minutos).
   Añadimos el puré de papaya y mezclamos bien.
   Lo vertemos sobre la mousse ya cuajada y lo metemos en la nevera ( en mi caso, hasta el día siguiente).
   A la hora de servir, retiramos el aro y el papel con cuidado y ya la tenemos lista.
   Miren que bien que se sostiene ahora.
   Además miren la textura, es una auténtica mousse.
   Y lo más importante, es una tarta con un sabor impresionante.
   
   Habrán notado, sobre todo los compañeros blogueros a los que suelo visitar con cierta frecuencia, que en las últimas semanas no he aparecido mucho por sus blogs. Es lo que tiene los finales de curso, que hay mucho trabajo que hacer y apenas me queda tiempo ni ganas de andar por aquí, por lo que me quería disculpar.
   Además, justo hoy empezarán mis vacaciones y, aunque no cierre el blog por vacaciones, si que apareceré de manera esporádica al igual que mis publicaciones serán también ocasionales.
   Hay que disfrutar de las vacaciones para empezar el curso en septiembre con fuerzas renovadas.
¡FELIZ VERANO A TOD@S!

martes, 25 de junio de 2013

SALMÓN SOBRE ARROZ CON CILANTRO Y LIMÓN

   El cilantro es una hierba que por aquí solemos utilizar mucho.
   A mí, particularmente, me encanta ese sabor tan característico que tiene. Por eso, lo he utilizado para preparar estos filetes de salmón y creo que ha sido todo un acierto.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Un lomo de salmón (pesaba como unos 400 gr.)
  • Un limón y medio.
  • Una cucharada de miel.
  • Un manojo de cilantro fresco.
  • Una taza de arroz.
  • El doble más la mitad de arroz de agua.
  • Dos dientes de ajo.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
   Empezamos lavando y secando bien el cilantro.
   Picamos bien pequeñito medio manojo.
    Lo ponemos en un bol junto con la miel, el zumo de un limón y un poco de sal.
    Removemos hasta que quede bien mezclado.
    Ponemos los filetes de salmón en una fuente y los regamos con este preparado. Lo cubrimos con papel film y lo dejamos marinando en la nevera (yo lo tuve como una hora).
   Para el arroz, pelamos y picamos bien los dientes de ajo.
    Medimos el arroz en una taza.
    Calculamos el doble más la mitad de arroz en agua y la ponemos a calentar.
    En el fondo de un caldero ponemos un poco de aceite y rehogamos el ajo.
   Añadimos el arroz y lo rehogamos un par de minutos, removiendo con una cuchara de palo.
    Vertemos el agua caliente y un poco de sal. Removemos y dejamos a fuego fuerte para que hierva.
    Bajamos a fuego medio y dejamos que se cocine hasta que se evapore toda el agua.
    Apagamos el arroz, lo cubrimos con papel de cocina y lo tapamos. Dejamos que repose al menos cinco minutos.
   En un bol, mezclamos el arroz con la otra mitad del cilantro, también picado, y el zumo de medio limón. 
    Removemos para que quede bien mezclado.
    Calentamos una sartén, sin nada, y ponemos el salmón junto al jugo de la marinada. Lo cocinamos un par de minutos por cada parte.
    Sólo nos queda servir, formando una capa de arroz en la base del plato y colocando el salmón sobre él.
   Riquísimo el sabor que aporta el cilantro a este pescado.

jueves, 20 de junio de 2013

TRÍO DE CREPS SALADOS: TRES COLORES, TRES RELLENOS (DESAFÍO ESPECIAL VERANO)

   Una de las propuestas en este Desafío especial verano son las "Creps con relleno salado"
   Y digo una porque este Desafío consta de cinco recetas diferentes. Se trata de un Desafío especial para el verano, pero también tiene otras "cosas especiales".
   Este mes contamos con cinco desafiadoras VIP´s.
   En el desafío del mes pasado, propusimos a los miembros del grupo que votaran las tres tartas que más les gustaran (sin incluir las de las desafiadoras) y de ahí salieron las cinco más votadas.
   Las chicas que han hecho esas tartas han tenido la posibilidad de proponer el desafío de este mes.
   Pero la cosa no terminó ahí, no.
   Cada una de ella hizo su propuesta, sin que el resto las supiera.
   Luego tuvimos que elegir un número de entre muchos que estaban asignados a cada una de las recetas (también sin conocerlas) y el día 1 se nos "desveló el misterio".
   Ha sido un juego divertido.
   Las distintas propuestas que nos hicieron las desafiadoras VIP´s fueron:

   Pues bien, el número que yo elegí se correspondía con la propuesta de Carmela, las creps. El inconveniente es que ya tenía publicados en mi blog un Brazo de gitano con creps y una Tarta salada con creps, así que me ha tocado darle un poco a la cabeza para conseguir una propuesta nueva y además, con ella, no "decepcionar" a mi desafiadora VIP. Espero que te guste Carmela.
   Al final me decidí a hacer tres tipos distintos de creps, con tres rellenos diferentes también. 
   Quise darles mucho color, que para eso estamos en verano, y lo conseguí sin usar NI UNA GOTA DE COLORANTE ARTIFICIAL.
   Los ingredientes que usé fueron:
Para las creps:

  • Cuatro huevos talla L.
  • Dos vasos de leche desnatada. (de los de agua).
  • Seis cucharadas colmadas de harina.
  • Un manojo de espinacas.
  • Una cucharada sopera de remolacha en conserva.
  • Un poco de cúrcuma.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
Para los rellenos:
1.- Hummus de aguacate:

  • Un aguacate maduro.
  • Un bote de judías blancas cocidas.
  • Zumo de medio limón.
  • Media cucharadita de sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen.
2.- Ensalada de atún:

  • Dos latas medianas de atún.
  • Media cebolla roja o una pequeña.
  • Una lata de pimientos asados.
  • Mayonesa.
3.- Ensalada de cangrejo:

  • Doce palitos de cangrejo.
  • Dos huevos duros.
  • Una manzana.
  • Zumo de medio limón.
  • Mayonesa.
   Empezamos lavando y picando las espinacas.
   Las rehogamos en una sartén con unas gotitas de aceite, hasta que estén rendidas. Las dejamos enfriar.
   Ponemos la remolacha en un colador, para que escurra el líquido de conservación.
   En un bol amplio ponemos los huevos, la leche, la harina y una pizca de sal.
   Batimos bien con el brazo de la batidora, hasta que tengamos una mezcla sin grumos.
   Separamos la masa en tres cuencos distintos, a partes iguales.
   A una de las masas le añadimos la remolacha, a otra las espinacas rehogadas y a la tercera le añadimos un poco de cúrcuma.
   Volvemos a batir cada una de las masas con el brazo de la batidora, hasta que tenga un color uniforme.
   (A las masas de remolacha y espinaca les añadí una cucharadita de café de harina, para contrarrestar el agua que aportan estos ingredientes).
   Para preparar las creps, ponemos al fuego una sartén (importante que no se pegue) y la pintamos con aceite de oliva.
   Vertemos dos cucharadas (de las de servir) en la sartén y la movemos para que cubra todo el fondo.
   Cuando veamos que está cuajada por uno de los lados, le damos la vuelta, ayudándonos de dos espátulas de cocina.
   Las vamos reservando en un plato, apiladas.
   Cuajamos de igual manera las creps de cada una de las masas.
   Aquí las tenemos todas. Con estas cantidades salieron cuatro creps de cada una.
   No me digan que ya sólo así, sólo por el color, no dan ganas de comérselas.
   Para el relleno de ensalada de atún, pelamos y picamos muy menudita la cebolla.
   Escurrimos los pimientos y los picamos también.
   Los ponemos en un plato, junto con el atún escurrido, y añadimos mayonesa. Removemos para que se mezcle bien. (La cantidad de mayonesa dependerá de si nos gusta más o menos seca).
   Cubrimos con papel film y reservamos en la nevera.
   Para el hummus de aguacate, escurrimos las judías del líquido de conservación y las ponemos bajo el grifo, hasta que el agua salga completamente limpia. Dejamos que se escurran bien.
   Pelamos el aguacate y lo ponemos en el vaso de la batidora junto con las judías, la sal, la pimienta, el zumo de limón y la cucharada de aceite.
   Batimos bien hasta que quede una mezcla espesita y bien uniforme. Reservamos en la nevera.
   Vamos ahora con la ensalada de cangrejo.
   Picamos los palitos de cangrejo.
   Pelamos y picamos la manzana bien pequeña. La regamos con el zumo de limón para que no se oxide.
   Pelamos los huevos duros y los picamos pequeñitos.
   Ponemos todo junto en un bol y añadimos mayonesa.
   Mezclamos todo bien. (Igual que con la ensalada de atún, la cantidad de mayonesa dependerá de los gustos). 
   Cubrimos con papel film y reservamos también en la nevera.
   En el momento de servir será cuando rellenemos las creps.
   Para ello, las ponemos sobre un plato y ponemos relleno sobre la mitad. 
   Yo lo distribuí de la siguiente forma:

  • Creps de remolacha: Ensalada de cangrejo.
  • Creps de espinacas: Hummus de aguacate. (En este caso, recomiendo no poner demasiada cantidad de relleno para que no resulte pesada).
  • Creps de cúrcuma: Ensalada de atún.

   Una vez colocado el relleno, doblamos la otra mitad de la creps sobre el relleno y luego la volvemos a doblar como si fuera un pañuelo.
   (También podemos poner el relleno en el centro y enrollarlas)
   Colocamos una creps de cada color sobre los platos y a disfrutar. (No quise añadir ningún tipo de adorno más al plato porque creo que por sí solas "adornan" lo suficiente).
   Queda un plato muy vistoso y muy rico.

   Unos bonitos colores para alegrar nuestras mesas en verano.
   Si quieren ver las otras propuestas, tanto de creps como del resto de recetas, les invito a que se pasen por el blog Desafío en la cocina, pinchando aquí. Les aseguro que van a encontrar muchísimas ideas para este verano.
   Además, con este Desafío el grupo se despide hasta septiembre, ya que se cierra por vacaciones. Así vendrán con fuerzas renovadas para la próxima propuesta, que será nuevamente salada y... ¿a que no adivinan a quién le va a tocar desafiar? (jejejejejejeje).