martes, 25 de abril de 2017

ALBÓNDIGAS DE TERNERA Y MANZANA

ALBÓNDIGAS DE TERNERA Y MANZANA
   Hoy les traigo una ricas albóndigas con un ingrediente extra que les aporta jugosidad. La manzana.
   Quedan riquísimas y con una salsita estupenda para mojar pan. 
   Los ingredientes que usé fueron:

  • 500 gr. de carne de ternera picada.
  • Una manzana.
  • Un diente de ajo.
  • Un huevo.
  • Dos cucharadas de pan rallado.
  • Una cebolla.
  • 100 ml. de vino blanco.
  • 200 ml. de caldo de verduras.
  • Harina.
  • Una cucharadita de concentrado de carne (Bovril)
  • Una cucharadita de maicena.
  • Perejil.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.
   Ponemos la carne de ternera en un bol.
    Pelamos y picamos bien menudito el ajo. También picamos un puñado de perejil.
    Los añadimos al bol de la carne. Pelamos la manzana y la rallamos sobre la carne también.
    Cascamos el huevo dentro, añadimos dos cucharadas de pan rallado y ponemos sal y pimienta.
    Mezclamos bien hasta que esté todo integrado.
    Vamos cogiendo porciones de masa y les vamos dando forma de bola con las manos.
    Las vamos pasando por harina, retirando el exceso.
    Las freímos en una sartén con aceite, dándoles la vuelta para que se hagan por todos los lados.
    Las sacamos y las ponemos en papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
    Pelamos y picamos la cebolla.
   La ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite.
    Cuando veamos que esté pochadita, regamos con el vino blanco y dejamos que evapore unos minutos.
    Vertemos el caldo en la sartén
    Echamos el concentrado de carne  y un poco de sal y removemos.
    En un poco de agua fría, disolvemos la maicena.
    Lo echamos en la sartén y removemos.
    Metemos las albóndigas en la salsa.
    Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio durante unos quince minutos. De vez en cuando zarandeamos un poco la sartén.
    Apagamos el fuego y espolvoreamos con un poco de perejil seco.
   Sólo nos queda servirlas y disfrutarlas.
ALBÓNDIGAS DE TERNERA Y MANZANA
   Las podemos acompañar de papas, arroz o incluso de pasta. De cualquiera de las maneras están buenísimas.

jueves, 20 de abril de 2017

SOUFFLÉ DE PAVO Y QUESO (52º DESAFÍO EN LA COCINA)

SOUFFLÉ DE PAVO Y QUESO
   La propuesta que nos ha hecho Rocío, del blog Chismes y cacharros para este 52º Desafío en la cocina ha sido preparar Soufflé o suflé con la única condición de que tenía que ser salado.
   Básicamente el soufflé consiste en una bechamel enriquecida con huevos, queso y algún ingrediente más que queramos añadir. También hay versiones con papas pero no es éste el caso.
   Es un plato que resulta muy llamativo por cómo sube cuando se hornea. Eso sí, no tarda mucho en bajarse una vez que lo sacamos del horno, aunque sigue igualmente rico.
   Si queremos impresionar lo suyo es servirlos justo al salir del horno, para que lleguen bien hinchaditos a la mesa.
   Me ha encantado tanto hacerlos como comerlos. Es casi como comer una nube, muy delicados. Además podremos hacer distintas versiones en función de los ingredientes que usemos.
   En mi caso, los ingredientes que usé fueron: (Para 4 soufflés individuales):

  • Una cucharada sopera de mantequilla, más un poco más para engrasar los moldes.
  • Una cucharada sopera de harina.
  • 200 ml. de leche tibia.
  • Dos cucharadas de queso parmesano rallado, más un poco más para espolvorear los  moldes.
  • Dos claras y una yema de huevos talla L.
  • Tres o cuatro lonchas de pavo.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Nuez moscada.
   En una fuente que pueda ir al horno y en la que quepan los moldes ponemos un dedo de agua.
   Metemos la bandeja en el horno y lo ponemos a calentar a 190º.
   Engrasamos los moldes y los espolvoreamos bien con queso parmesano.
   Ponemos la mantequilla en una sartén y dejamos que se derrita.
   Añadimos el harina y vamos removiendo con una cuchara de palo hasta que se cocine.
   Una vez que tengamos el harina cocinado, añadimos la leche tibia poco a poco mientras seguimos removiendo.
   Vamos removiendo hasta que obtengamos una bechamel espesita. Añadimos un poco de sal, pimienta y un poco de nuez moscada y removemos.
   Es el turno de añadir a la bechamel nuestro pavo picadito. Mezclamos.
   Echamos también el queso rallado y mezclamos.
   Ahora ponemos la yema de huevo, mezclamos y seguimos cocinando hasta que hierva un poco. 
   Este es el aspecto final de la bechamel.
   En un bol aparte, ponemos las claras de huevos y las montamos bien firmes con unas varillas, mejor eléctricas.
   Echamos la bechamel sobre las claras.
   Mezclamos con una espátula, con movimientos envolventes hasta que tengamos todo bien integrado.
   Repartimos la mezcla en los moldes ya preparados. Como pueden ver los rellené hasta casi el borde, apenas a medio centímetro de completarlos.
   Los colocamos en la bandeja que tenemos en el horno y los dejamos cocinar de 15 a 18 minutos.
   Cuando vemos que están así de hermosos es el momento de sacarlos. Es muy importante no abrir el horno en ningún momento hasta el momento de sacarlos.
   Los sacamos del horno y los llevamos directamente a la mesa, con cuidado de no quemarnos.
SOUFFLÉ DE PAVO Y QUESO
   Como les dije al principio, a medida que van enfriando se van desinflando, pero tampoco es que ocurra en segundos. Aquí les muestro un poco el proceso.
SOUFFLÉ DE PAVO Y QUESO SOUFFLÉ DE PAVO Y QUESO
   Y éste es el interior. Como les anticipé es un bocado muy delicado, parece que comas una nube. Auténticamente delicioso.
SOUFFLÉ DE PAVO Y QUESO
   Pues esta es mi propuesta para este 52º Desafío en la Cocina. Ahora les invito a que se den un paseo por nuestro blog para que vean las distintas versiones de los miembros del grupo. Seguro que encontrarán variaciones para todos los gustos. Pincha aquí para llegar.
   Además les recuerdo que Desafío en la Cocina vuelve el próximo 20 de Mayo, en este caso con una gran celebración, la de los cinco años del blog. ¿Con qué lo celebraremos?

viernes, 7 de abril de 2017

TARTA DE CREMA QUEMADA Y PLÁTANO

TARTA DE CREMA QUEMADA Y PLÁTANO
   Este tipo de tartas me encantan. Son muy sencillas de preparar y te solucionan un postre o una merienda en un momento. Además nos permite hacer muchas variaciones. Con la base de galletas y la crema podemos combinar las frutas que más nos gusten y dejarla sin hornear.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • 300 gr. de galletas tipo digestive.
  • 125 gr. de mantequilla.
  • Dos o tres plátanos, de Canarias por supuesto.
  • Zumo de limón.
  • Crema pastelera. (Pincha aquí para ver la receta).
  • Un par de cucharadas de azúcar moreno.
   Lo primero que haremos será preparar la crema pastelera. (Pincha aquí para ver cómo hacerla). Lo mejor es prepararla con antelación para que esté fría en el momento de hacer la tarta. Yo la suelo preparar el día antes.
   Luego haremos la base.
   Ponemos las galletas troceadas en la picadora y la trituramos bien.
    Ponemos la mantequilla en un bol y la derretimos en el microondas.
    La añadimos a las galletas y mezclamos hasta que se forme una pasta.
    Forramos el molde , apretando bien la galleta para que quede bien cubierto. Reservamos en la nevera al menos media hora.
    Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas no demasiado finas.
    Las ponemos en un plato y las regamos con zumo de  limón para que no se ennegrezcan.
    Calentamos el horno a 190º.
    Rellenamos la tartaleta con la crema pastelera, alisando la superficie con una espátula.
    Repartimos las rodajas de plátano sobre la crema.
    Espolvoreamos los plátanos con azúcar moreno.
    Metemos en el horno y dejamos hasta que veamos el azúcar y los plátanos doraditos, unos 30 minutos.
   Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.
   Desmoldamos y ya la tenemos lista para disfrutar.
   La podemos tomar tanto a temperatura ambiente como fría de la nevera.
TARTA DE CREMA QUEMADA Y PLÁTANO
   Me encanta como se queda el plátano doradito por el azúcar quemado.
TARTA DE CREMA QUEMADA Y PLÁTANO
   Una tarta que hará las delicias de los amantes del plátano.