viernes, 3 de julio de 2015

CREMA DE LIMÓN (LEMON CURD)

   La primera vez que usé el Lemon Curd, fue para hacer una rica tarta mousse (Puedes verla pinchando aquí).
   En aquella ocasión utilicé una crema que conseguí en Carrefour y tenía pendiente en publicar la versión casera.
   En anteriores ocasiones he probado otras recetas y, aunque la crema estaba rica, no era lo que estaba buscando.
   Pero el otro día me lancé a hacer la que tiene publicada Chus en su blog Para estar por casa y por fin encontré lo que quería.
   Queda una crema riquísima, con una textura genial y un sabor muy fresco.
   Está tan rica que aquí "uno que yo conozco" se comió un botecito a cucharadas así que creo que con eso lo digo todo.
   Con esta crema podemos rellenar tartas, brazos de gitano,... La podemos usar para distintos postres o también para darle un toque extra de sabor a un yogur, por ejemplo, añadiéndole un par de cucharadas. También, por supuesto, la pueden usar como base para preparar la Tarta mousse de Lemon Curd.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Tres huevos L.
  • 150 gr. de azúcar.
  • 80 ml. de zumo de limón.
  • La ralladura de la piel de un limón.
  • 50 gr. de mantequilla.
   Empezaremos rallando la piel de un limón y la reservamos.
   Exprimimos uno o dos limones, hasta obtener 80 ml. de zumo. Lo colaremos para evitar las pepitas.
   Esta crema la tenemos que cocer al baño maría, así que utilizaremos un caldero grande y otro más pequeño que quepa en el primero.
   Ponemos agua en el caldero grande y lo llevamos al fuego.
   En el caldero pequeño ponemos los huevos, el azúcar y el zumo de limón.
   Removemos con unas varillas para mezclar bien.
   Colocamos el caldero sobre el grande y vamos removiendo despacio sin parar.
   Cocinamos hasta que consigamos una crema espesa.
   Retiramos del fuego y le añadimos la mantequilla troceada. Removemos bien hasta que se funda con el calor de la crema.
   Por último, añadimos la ralladura de limón y removemos hasta que esté integrada.
   Cubrimos la crema con film transparente, tocando su superficie para que no se nos forme costra al enfriar.
   Dejamos enfriar primero a temperatura ambiente. Luego la podemos pasar a un tarro de cristal y la metemos en la nevera para que enfríe completamente. Cuando está fría adquiere aún más consistencia.
   Además de una textura perfecta, tiene una sabor increíble.
   En breve les mostraré un postre que elaboré con esta rica crema.

5 No te cortes y deja tu comentario.:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es que realmente está para comérsela a cucharadas esta crema. Te ha quedado un color precioso.
Besos.

Patricia -LasCosasdemiCocina- dijo...

Hola preciosa!! que color más bonito tiene tu lemon curd. A mi me encanta... si no lo evitan (otros..yo no tengo voluntad ninguna) me la comería a cucharadas!

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Me encanta esta crema!! Me la como a cucharadas:)

Un beso!!

Ana Melm dijo...

mmmmm me la puedo comer a cucharadas si me dejas! Es lo que suelo hacer cuando tengo excedente de huevos :) lemmon curd y a rellenar cosas!

Evelyn dijo...

Me encanta esta cremita, lo difícil es no comerla a cucharadas! Ideal para multitud de postres. Besiños.