martes, 29 de octubre de 2013

PECHUGAS DE POLLO AL HORNO CON TOMATES Y CHAMPIÑONES AL VINAGRE BALSÁMICO

   Con este plato de hoy vamos a seguir ampliando el repertorio de recetas con pollo de este blog.
   En este caso se trata de una opción muy sencilla de preparar con un toque de vinagre balsámico que le da un sabor estupendo.
   Además, una receta dos en uno, en la que solucionamos también la guarnición para acompañar el pollo.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Tres pechugas de pollo.
  • Cuatro o cinco dientes de ajo.
  • Unas hojas de albahaca fresca (como un manojo más o menos)
  • Una cucharada de postre de vinágre balsámico.
  • Una bandejita de champiñones.
  • Una cajita de tomates cereza.
  • Media cebolla.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva.
   Ponemos el horno a calentar a 210º.
   Salpimentamos el pollo por todos los lados.
   En una sartén con un poco de aceite sellamos las pechugas por todos los lados.
   Pelamos los ajos.
   En la picadora ponemos los ajos, la albahaca, una cucharada de aceite, un chorrito de agua y el vinagre balsámico.
   Trituramos todo muy bien.
   Colocamos las pechugas en una fuente que pueda ir al horno.
   Pelamos la cebolla y la cortamos en medias lunas.
   Las esparcimos sobre las pechugas.
   Añadimos a la fuente los champiñones laminados y los tomatitos.
   Regamos todo con la picada que tenemos preparada.
   Lo metemos en el horno y lo dejamos que se haga durante 45 minutos.
   Dejamos que se entibie un poco y servimos las pechugas acompañada de la guarnición.
   Un plato sencillísimo de preparar, con pocas calorías y muy rico.

viernes, 25 de octubre de 2013

FLAN DE CALABAZA

   Es costumbre en la época de otoño preparar postres con calabaza y yo no podía ser menos.
   Eso sí, ya les digo que por aquí el Señor Otoño no acaba de aparecer. Por aquí seguimos disfrutando del sol y el buen tiempo, tanto que justo ayer que fue festivo en mi municipio nos fuimos a pasar un día de playa.
   Pero vaya, al fin y al cabo estamos en otoño y aunque sea con casi treinta grados este flan lo podemos disfrutar igualmente.
   Ya había hecho yo con anterioridad un postre en el que usé la calabaza, la Tarta de calabaza americana que preparé para el 10º Desafío y la verdad es que nos sorprendió tanto que por eso no he dudado a la hora de hacer este flan.
   He usado la receta de Maria Dolores, de Cuinant, aunque además le he añadido las especias de la tarta, lo que creo que ha sido un gran acierto porque le da un sabor increíble al flan.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Unos 700-800 gr. de calabaza (tienen que quedarnos 500 gr. cuando esté cocinada).
  • 5 huevos.
  • 250 gr. de azúcar.
  • Una lata de leche evaporada (400 ml.)
  • Una cucharadita de canela (de las de café).
  • Media cucharadita de jengibre molido.
  • Media cucharadita de nuez moscada.
  • Cuarto de cucharadita de clavo molido.
  • Azúcar para hacer el caramelo.
   Pelamos y picamos la calabaza. La ponemos en un recipiente apto para microondas.
   La cocinamos unos quince minutos, hasta que al pincharla esté blandita.
   La ponemos en un escurridor y la dejamos que se enfríe y que suelte toda el agua.
   En una sartén ponemos dos o tres cucharadas de azúcar y unas gotas de agua. Ponemos al fuego y dejamos hasta que se haga un caramelo. No hace falta removerlo.
   En la bandeja del horno ponemos como dedo y medio de agua y ponemos el horno a calentar a 150-160º.
   En un bol amplio ponemos los huevos, el azúcar, la leche evaporada, la calabaza y las especias.
   Trituramos bien con el brazo de la batidora.
   Cuando tengamos el caramelo líquido lo retiramos del fuego.
   Lo vertemos rápidamente sobre una flanera grande o en pequeña si lo preparamos individual. Movemos la flanera para que se reparta bien por el fondo.
   Rellenamos la flanera con la preparación anterior. Con las cantidades que he puesto me salió una flanera grande y seis flaneras pequeñas, de formato individual.
   Las colocamos en el horno, en la bandeja con agua. Horneamos durante unos 45 minutos.
   Los pequeños los pinché con un palillo a los 30 minutos y como salió limpio los saqué antes.
   También sacamos la grande cuando al pincharlo salga limpio el palillo.
   Lo dejamos enfriar primero a temperatura ambiente y luego en la nevera.
   A la hora de servirlo sólo nos queda desmoldarlo y a disfrutar de este estupendo flan.
   Se queda con una textura increíble además de con un sabor que no deja de sorprenderme.
   En casa nos encantó. ¿Se animan a probarlo?

domingo, 20 de octubre de 2013

TARTA TIRAMISÚ DE MORAS (16º DESAFÍO EN LA COCINA)

   La propuesta que nos ha hecho Mabel para este 16º Desafío en la cocina ha sido Tiramisú.
   Pero no un tiramisú cualquiera, no. Nos ha dado manga ancha para que nosotras "reinventemos" la receta.
   La verdad es que a mí personalmente me ha hecho un favor, por dos razones. 
   Primero porque el tiramisú original lleva yema de huevo cruda y yo tengo un trauma de la infancia con ellas porque me las hacían beber junto con el vaso de leche de la mañana. Por esa razón el original queda descartado.
   Segundo porque, precisamente por eso, ya tengo publicada en el blog una tarta tiramisú sin huevo.
   Pues bien, como ella nos ha dejado libertad para hacerlo yo me he decantado por cambiarle el sabor y hacer una nueva versión de mi versión sin huevo.
   En este caso me he decantado por darle sabor a moras y la verdad es que quedó un postre muy suave y muy rico. 
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Un litro de nata para montar muy fría (Usé La Asturiana).
  • 500 gr. de queso mascarpone (Usé Galbani y lo compré en Carrefour).
  • 225 gr. de azúcar.
  • Tres cucharadas soperas de pasta de moras (La puedes comprar aquí).
  • Un paquete de bizcochos azucarados.
  • Leche.
  • Unas gotas de colorante lila en gel y unas perlas de azúcar (para la decoración)
   Empezaremos forrando el aro de un molde. Lo untamos primero con mantequilla y luego pegamos el papel. Lo ponemos sobre el plato de presentar la tarta.
   Aquí les muestro el bote de pasta de mora por si no saben de qué producto se trata. Es como una mermelada muy concentrada y según la etiqueta está libre de gluten.
   En un bol bien amplio ponemos la nata, el queso,el azúcar y la pasta de moras.
   Batimos con varillas eléctricas hasta que quede bien firme.
   Estos son los bizcochos que usé para el tiramisú. En el interior del envase vienen tres paquetes de bizcochos y necesitaremos al menos dos de ellos.
   Ponemos en un plato un poco de leche fría.
   Vamos pasando cada uno de los bizcochos por la leche, por las dos caras. Se trata sólo de pasarlos no de empaparlos.
   Para probar dos tipos de presentación, además de la tarta también preparé una versión en copa. En las fotos vemos el proceso que seguí en ambas.
   Vamos colocando los bizcochos en la base del molde, hasta cubrirla toda. Los huecos que nos queden los vamos rellenando con trozos de bizcocho.
   En la copa ponemos dos bizcochos partidos por la mitad.
   Cubrimos con crema hasta la mitad de la capacidad del recipiente.
   Seguimos remojando bizcochos y formando una segunda capa con ellos.
   Echamos el resto de la crema hasta completar el molde. Alisamos la superficie.
   Lo reservamos en la nevera hasta el día siguiente.
   La decoración la hice con la crema que me quedó después de rellenar la tarta y la copa.
   Le añadí un poquito de colorante lila, para que destacara sobre el resto, y removí hasta que quedó con un color homogéneo. 
   La guardé en la nevera hasta el día siguiente en un manga pastelera con boquilla rizada.
   Al día siguiente, quitamos el aro y retiramos el papel de horno con cuidado.
   Repartimos la crema coloreada sobre la superficie y adornamos con unas perlitas de azúcar.
   Aquí tienen como quedó la copa.
   Y aquí como quedó la tarta. 
   Por aquí alguna hasta dijo que este era un Tiramisú de princesas.
   Y este es el estupendo corte que tiene.
   No sé si será un Tiramisú de princesas, aunque la verdad es que un poquito cursi sí que es, pero lo que les puedo asegurar es que está increíblemente bueno
   Pues esta es mi versión del Tiramisú. Ahora les invito a que se pasen por nuestro blog Desafío en la cocina y se queden maravillados con todas las versiones que han hecho l@s componentes del grupo. No tienen más que pinchar aquí para que vean cuánta creatividad hay en este grupo.
   También les invito a que estén atentos al próximo Desafío en la cocina, el día 20 de noviembre. Será salado y nos vendrá de la mano de M Luz, del blog Trasteando en mi cocina. Yo ya me pregunto qué nos tendrá preparado.