viernes, 31 de enero de 2014

SURTIDO DE TARTALETAS DULCES

   La de hoy es una idea genial para cuando tenemos que preparar un postre para gente de gustos diversos. Podemos ofrecerles un surtido de tartaletas de diferentes sabores donde poder elegir. Aunque ya les advierto que no se resistirán a probar al menos una de cada, aunque finalmente se decanten por unas u otras.
   Los ingredientes que usé fueron:
  • Unos 200 gr. de chocolate de fundir.
  • Cuatro cajas de minitartaletas de masa quebrada (Cada una trae 16 tartaletas).
Para la crema de frambuesa:
  • 250 ml. de nata vegetal azucarada (en el caso de no ser azucarada tendrán que añadir dos cucharadas de azúcar a cada una de las cremas).
  • Una cucharada de postre de pasta de frambuesa.
Para la crema de moras:
  • 250 ml. de nata vegetal azucarada.
  • Una cucharada de postre de pasta de moras.
Para la crema de gofio:
  • 250 ml. de nata vegetal azucarada.
  • Una cucharada sopera bien colmada de gofio de millo.
Para la crema de chocolate:
  • 250 ml. de nata vegetal azucarada.
  • Una cucharada sopera bien colmada de cacao Valor puro.
Para la decoración:
  • Crocanti de almendras, fideos de chocolate y azúcar de colores (opcional).
   Empezamos por meter el chocolate troceado en una bolsa que cerraremos bien.
   Calentamos agua en un bol en el microondas y sumergimos la bolsa para que se derrita el chocolate.
   Lo vamos sobando con las manos de vez en cuando para ayudarle a que se disuelva bien.
   Hacemos un pequeño corte a una de las esquinas de la bolsa y echamos una pequeña cantidad de chocolate en cada una de las tartaletas. 
   Las metemos en la nevera para que se endurezca.
   Las cremas de mora y frambuesa las preparamos de la misma manera.
   Ponemos la nata y la pasta de mora o frambuesa en un bol y removemos un poco con una cucharilla.
   Luego la montamos con varillas eléctricas hasta que quede bien firme.
   Las cremas de gofio y de cacao las preparamos de igual forma. 
   Ponemos la nata en un bol y añadimos el gofio o el cacao.
   Montamos con varillas eléctricas hasta que esté bien firme.
   Ponemos cada una de las cremas en una manga pastelera con boquilla rizada y vamos rellenando las tartaletas.
   Las podemos decorar un poco para que resulten más vistosas.
   Las de fruta las decoré con azúcar de colores, las de cacao con fideos de chocolate y las de gofio con crocante de almendras.
   También podemos hacer mezcla de cremas que resulta muy llamativa y además así podemos combinar sabores.
   En este caso, combiné algunas de ellas de chocolate y gofio.
   Para ello, ponemos un poco de cada crema en mangas pasteleras sin boquilla.
   Preparamos una tercera manga con una boquilla estrellada.
   Cortamos las puntas a las mangas que contienen la crema y las introducimos dentro de la manga vacía.
   Ahora sólo nos queda apretar y echarla sobre las tartaletas.
   Aquí les dejo una detalle de las cremas combinadas. Quedan preciosas.
   Sólo nos queda repartir las tartaletas en bandejas, combinando los diferentes sabores y presentarlas para sorprender a nuestros comensales.
   Un postre bien lucido que no te dará mucho trabajo.

martes, 28 de enero de 2014

SOLOMILLO DE TERNERA CON CHAMPIÑONES Y SETAS Y SALSA DE BRANDY

   La receta de hoy es de estos platos que están pensados para agasajar. Sin complicarnos demasiado la vida conseguimos preparar una comida o cena riquísima con la que podemos conquistar el corazón, o más bien el estómago de quién la disfruta.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Tres o cuatro medallones de solomillo de ternera.
  • Tres dientes de ajo.
  • Una vaso de vino blanco.
  • Medio vaso de brandy o coñac.
  • Una cucharadita de concentrado de carne Bovril ( de las de postre).
  • Una cucharada colmada de creme fraiche (nata fresca).
  • Una bandejita de champiñones.
  • Una bandejita de setas.
  • Aceite de oliva.
  • Perejil seco.
  • Sal.
  • Pimienta.
   Empezamos poniendo un poco de aceite en una sartén y añadimos los dientes de ajo pelados y enteros. Los dejamos que se doren un poco.
   Retiramos los ajos y añadimos el brandy. Lo ponemos a fuego fuerte y dejamos que se evapore el alcohol (Lo suyo sería flambearlo pero entre que yo no me atrevo y que tengo a mi bombero particular pendiente pues prefiero hacerlo así).
   Añadimos un chorrito de vino blanco y el concentrado de carne.
   Sazonamos con sal y pimienta y añadimos la nata fresca.
   Removemos hasta que quede bien ligada la salsa.
   En otra sartén, con un poquito de aceite, ponemos los ajos que ya habíamos frito, cortados en láminas.
   Incorporamos a la sartén los champiñones y las setas.
   Salpimentamos y dejamos que vayan cocinando.
   Mientras se van haciendo, ponemos pimienta a las piezas de solomillo.
   Cuando las setas y los champiñones estén casi listos, les echamos un chorro de vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol a fuego fuerte.
   Hacemos la carne en la sartén, con apenas unas gotas de aceite, al gusto de cada comensal.
   Espolvoreamos las setas y champiñones con un poco de perejil seco en el momento de apagarlos.
   Sólo nos queda servir la carne, con la guarnición y regada con un poco de salsa.
   Eso sí, el resto de la salsa en una salsera aparte que les aseguro que van a querer repetir.
   Un plato para disfrutar y, como dije, para triunfar.

viernes, 24 de enero de 2014

PASTEL DE CHOCOLATE DE LOS BAKER BROTHERS

   No tengo perdón. Se me había olvidado completamente que tenía esta tarta tan rica guardada en borradores, pendiente de publicar.
   Es tan rica que ya la he hecho dos veces. Los chocolateros quedan encantada con ella.
   Se la copié a Juana, de La cocina de Babel y fue precisamente ella quién me recordó que la tenía, sin siquiera ella saberlo, hace unos días cuando mencionó en facebook que la había vuelto a preparar.
   Gracias mi Juana bonita, por mostrarme esta receta que desconocía y por recordarme además que la tenía sin publicar.
   Los ingredientes que usé fueron: (Yo he adaptado las cantidades porque utilicé un molde mayor que el que ella había usado, concretamente de 26 cm.)

  • 255 gr. de harina de repostería.
  • Tres cucharadas y media de cacao Valor puro.
  • Una cucharadita y media de bicarbonato (de las de café).
  • 175 gr. de azúcar.
  • 255 gr. de Golden Syrup.
  • 210 ml. de leche.
  • 210 ml. de aceite de girasol.
  • 3 huevos talla L.
Para la cobertura y el relleno:

  • 500 gr. de chocolate Nestlé postres.
  • 500 ml. de nata para montar.
  • Una cucharada de Golden Syrup ( como se me acabó lo sustituí por un trocito de mantequilla como del tamaño de una nuez).
  • Bolitas de chocolate (opcional).
   Precalentamos el horno a 160-170º.
   En un bol echamos el cacao, el bicarbonato y el harina, pasándolos previamente por un colador o tamizador.


    Añadimos el azúcar al bol.
    Mezclamos bien todos estos ingredientes secos.
    Vertemos en el bol la leche y el golden syrup y batimos.
    Batimos los huevos y los vamos añadiendo despacio sin dejar de batir.
    Por último, añadimos el aceite de la misma manera, despacio y sin dejar de batir.
    Este sería el aspecto final de la mezcla, con un intenso color.
    Vertemos la mezcla en un molde que previamente habremos engrasado (yo aunque sea de silicona lo suelo engrasar que tengo malas experiencias con ellos).
    Lo horneamos durante una hora. Como ven me subió un poco por el centro.
   Lo colocamos en una rejilla y lo dejamos que se enfríe dentro del molde.
     Cuando el bizcocho esté frío, lo desmoldamos y con un cuchillo de sierra le cortamos la "barriga" que se nos ha formado ( Ojo, eso no funciona con todo tipo de barrigas, jeje).
   El trozo que quitamos lo guardamos en un recipiente hermético y está riquísimo para desayunar o merendar con un vasito de leche.
    Cortamos el bizcocho por la mitad y, antes de separar las capas, ponemos unos palillos a la misma altura en cada una de ellas para que al volverlo a montar lo hagamos de la misma forma.
    Colocamos la base sobre una rejilla y ponemos debajo papel de horno o un plato para recoger el exceso de chocolate.
    Ponemos la nata en un calentador y la calentamos a fuego medio bajo.
    En otro calentador ponemos el chocolate troceado y el golden syrup (en mi caso la mantequilla).
    Justo cuando la nata rompa a hervir, la vertemos sobre el chocolate y la dejamos actuar un par de minutos.
    Mezclamos con varillas hasta que tengamos una crema de chocolate uniforme.
    Sacamos una parte de la crema y dejamos que se temple un poco. 
   La ponemos sobre la base del pastel.
    Cubrimos con la otra parte, haciendo coincidir los palillos que colocamos antes de separarlas.
   Retiramos los palillos.
    Ahora vamos dejando caer la crema de chocolate sobre el pastel, cubriéndolo por todos los lados. (Yo empiezo en el centro y dejo que vaya resbalando y luego voy echando por donde no llegue)
   No es recomendable tocar el chocolate para extenderlo, porque no nos quedaría lisa la superficie.
   Con ayuda de unas espumaderas o espátulas grandes trasladamos la tarta al plato de servir y la podemos decorar con unas bolitas de chocolate.
   Tampoco recomiendo que metan la tarta en la nevera. El chocolate se enfría y se queda con color mate, perdiendo también la cremosidad que queda si la dejamos enfriar a temperatura ambiente.
   Y aquí el maravilloso corte que tiene la tarta, como les digo, con la cremosidad del chocolate impregnándola.
   Una tarta muy jugosa y riquísima.

lunes, 20 de enero de 2014

PASTEL DE ÑOQUIS Y SALCHICHAS DE POLLO (19º DESAFÍO EN LA COCINA)

   La propuesta que nos hacen este mes las chicas del blog La cocina de Camilni  para este 19º Desafío en la cocina y primero del año es un Pastel salado.
   Y ustedes dirán que en principio no es una propuesta complicada.
   Pues no, no lo es, pero para eso están las hermanas y, como bien reza el nombre del grupo, cada receta tiene que ser un desafío. Por eso nos han puesto una serie de condiciones a cumplir.

  • Podemos usar los ingredientes que quisiéramos.
  • No se aceptan quichés, brazos, muffins, magdalenas o creps.
  • No puede ser en formato individual tipo vasitos o pastelitos.
  • Tiene que estar desmoldado, es decir, presentar el molde entero fuera del recipiente y además mostrar una fotografía del corte del mismo.
   Pues bien, una vez analizadas las condiciones me he decidido por este pastel que hace tiempo que tenía marcado en una de mis revistas, aunque como siempre haciendo variaciones al gusto de la casa.
   Confieso que para mí la peor de las condiciones ha sido la del desmoldado. Usé un molde de silicona (sí de esos que se supone que no se pegan) y no lo engrasé, así que sudé la gota gorda para que mi pastel saliera entero.
   Finalmente lo conseguí pero quedó ligeramente perjudicado. Eso sí, les aseguro que bueno está un rato y, además, al día siguiente calenténdolo en el microondas sigue estando igual de rico.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Un kg. de papas.
  • 400 gr. de harina simple.
  • Un huevo talla L.
  • Romero seco.
  • 300 gr. de salchichas de pollo frescas.
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajos o dos si son muy pequeños.
  • Medio pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo.
  • Una zanahoria.
  • Dos cucharadas de tomate frito.
  • Una cucharadita de pimentón dulce.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva.

      Empezamos lavando y pelando las papas. Las troceamos.
   Las ponemos en un caldero cubiertas con agua y con una cucharadita de sal. Las llevamos al fuego hasta que estén tiernas.
   Mientras se sancochan las papas vamos preparando el relleno del pastel.
   Pelamos y picamos la cebolla y el ajo bien menuditos.
   Raspamos la zanahoria y quitamos las nervaduras y semillas a los pimientos. Picamos todo bien menudo también.
   Ponemos un poco de aceite en la sartén y doramos los ajos.
   Incorporamos la cebolla a la sartén y dejamos hasta que esté transparente.
   Echamos el resto de la verdura y dejamos hasta que esté pochadita.
   Ahora añadimos el pimentón y removemos rápidamente para que no se nos queme.
   Vertemos el tomate frito, removemos y dejamos que se siga cocinando.
   Mientras quitamos la piel a las salchichas y las desmenuzamos con un tenedor.
   Incorporamos la carne de las salchichas a la sartén y echamos un poco de sal y de pimienta. Vamos separándola con la cuchara de palo.
   Seguimos cocinando hasta que veamos que la carne de las salchichas esté hecha. Apagamos el fuego y reservamos.
   Cuando las papas estén hechas, las escurrimos y las echamos en un bol.
   Las escachamos bien con un tenedor y las dejamos que se templen un poco.
   Tamizamos el harina y la dejamos caer sobre las papas.
   Añadimos el huevo, un poco de sal y romero seco al gusto.
   Amasamos primero con una cuchara de palo y luego con las manos. Es una masa un poco pegajosa pero tampoco tenemos que manipularla mucho, sólo hasta que estén todos los ingredientes integrados.
   Precalentamos el horno a 200º.
   Echamos un poco de la masa de ñoquis en un molde de silicona que yo les aconsejo que engrasen (yo no lo hice y me resultó my difícil el desmoldado). La cantidad de masa será como de un dedo de ancho, más o menos.
   Ahora ponemos una buena cantidad del relleno sobre la masa.
   Terminamos cubriendo con otra capa de la masa de ñoquis.
   Horneamos durante unos 15 minutos. Veremos que la masa de ñoquis se habrá quedado consistente.
   Dejamos entibiar un poco y desmoldamos con mucho cuidado.
   En mi caso, a pesar de haber sufrido para hacerlo, finalmente lo salvé y salió de uno sola pieza. Lo de que haya quedado bonito es otro cantar.
   Sólo nos queda cortarlo y servirlo, en este caso, acompañado de una ensaladita para contrarrestar un poco, que tampoco es éste un plato muy ligero.
   Podemos acompañarlo también con más cantidad de relleno, que les sobrará con las cantidades que pongo. Si no, ese relleno también lo pueden usar para acompañar un plato de pasta o para hacer unas empanadillas que está riquísimo.
   Pues esta es mi propuesta para este 19º Desafío en la cocina. Yo creo que he cumplido con todas las condiciones, ¿verdad?.
   Ahora les invito a que se den un paseo por nuestro blog Desafío en la cocina para que puedan disfrutar viendo los maravillosos pasteles que han hecho mis compañer@s de grupo.
   También les invito a que no se pierdan el próximo desafío, el 20 de febrero que, en ese caso, será un desafío dulce.
   Nota:
   Queremos deciros que después de tener el cupo cerrado para poder formar parte de DESAFÍO EN LA COCINA, volvemos a abrir hasta cubrir algunas plazas que se nos han ido quedando libres. Ahora mismo el grupo lo formamos 61 blogs de cocina y quedará abierto hasta que lleguemos a los 75.
   Si te apetece formar parte de nuestros desafíos, nada más fácil que mandar un correo a una de las desafiadoras:
.- Carolina (Tomillo, laurel y otras cosas de comer):
carolina71lopez@gmail.com
.- Mabel (A nadie amarga un dulce):
mabelladulce@hotmail.es
.- M.Luz (Trasteando en la cocina):
trasteandoenmicocina@hotmail.com
.- Rocío (Chismes y cacharros):
rociosalan@gmail.com
.- Carmen, Mila y Nina (La cocina de Camilni):
lacocinadecamilni@yahoo.es