miércoles, 20 de enero de 2016

LACITOS DE PASTA FRESCA CASERA TRICOLOR (39º DESAFÍO EN LA COCINA)

   La propuesta que nos ha hecho Rocío, del blog Chismes y cacharros para este 39º Desafío en la cocina ha sido que elaboremos Pasta Fresca.
   Tengo que confesar que cuando me enteré del desafío de este mes me llevé un chasco. Pero no porque no me gustara, no, todo lo contrario. Me gusta tanto que lo tenía pensado como propuesta para cuando me tocará desafiar a mí una receta salada. Aunque a decir verdad mi intención era limitarlo a tortellinis o raviolis.
   Rocío nos ha dejado más libertad y la única condición es que no podían ser ñoquis, por llevar papa en su elaboración.
   En fin, pues ya tendré que ir pensando en otras alternativas para cuando me toque a mí.
   En esta ocasión, reconozco que me he complicado yo solita, pero es lo que tiene ponerse a curiosear por la red y ver ideas maravillosas.
   Cuando vi la pasta tricolor me enamoré de ella y me dije que esa sería mi aportación al desafío.
   Eso sí, teniendo en cuenta el trabajo que tiene, que no dificultad, me decidí por comprarme una máquina de pasta.
   Creo que es una buena adquisición, porque hacer la masa es realmente sencillo y lo que de verdad da trabajo es el estirado así que con la maquinita está el trabajo medio hecho. En mi caso la conseguí en la tienda Casa.
   Los ingredientes que usé fueron:
Para la masa amarilla:
  • Un huevo talla L.
  • 100 gr. de harina simple.
  • Una cucharadita de cúrcuma.
  • Una pizca de sal.
(Con estas cantidades les sale menos cantidad de esta masa que del resto. Si quieren que les salga más o menos lo mismo no tienen más que añadir una yema de huevo y 50 gr. de harina).
Para la masa verde:

  • Un huevo talla L.
  • 150 gr. de harina simple.
  • 50 gr. de espinacas picadas muy menudas.
  • Una pizca de sal.
Para la masa roja:
  • Un huevo talla L.
  • 150 gr. de harina.
  • Una cucharada y media de Doble concentrado de tomate (lo conseguí en Mercadona).
  • Media cucharadita de pimentón.
  • Una pizca de sal.
Para la salsa:
  • Cinco dientes de ajo.
  • Una cajita de taquitos de jamón serrano.
  • Un brick de nata para cocinar (200 ml.).
  • Una lata de champiñones pequeña.
  • Pimienta.
  • Perejil seco.
  • Aceite de oliva.
   Empezaremos preparando las distintas masas.
   En mi caso, como sabía que iba a tardar un poquito, la preparé el día antes.
   Para hacer cada una de las masas ponemos todos los ingredientes juntos y mezclamos y amasamos hasta que podamos formar una bola que no se pegue a las manos. (En mi caso las hice en la picadora con el accesorio de amasar).
   Puede ser que a la masa de espinacas le tengan que añadir un pelín más de harina, sobre todo si como en mi caso utilizan espinacas congeladas que tienen más agua. Si las utilizan frescas sólo tienen que molerlas bien antes de añadirlas a la masa.
   Envolvemos cada una en papel film y las dejamos reposar al menos media hora, aunque en mi caso las tuve casi dos horas.
   Empezamos con el estirado.
   Tomamos una porción de unos 80 gr. de una de las masas. La espolvoreamos con harina y la aplastamos un poco con las manos.
   La pasamos por la máquina por el nº1, la ranura más abierta.
   La doblamos por la mitad.
   La volvemos a pasar por la ranura del uno.
   Le hacemos nuevamente un doblez. 
   La pasamos una vez por la ranura del nº1. Luego la pasamos dos o tres veces por la ranura del nº2.
   Hacemos lo mismo con dos porciones de 80 gr. de cada una de las masas, hasta obtener seis placas, dos de cada color.
   Ahora cogemos una placa de color amarillo. Con un pincel de silicona la pintamos con agua.
   Ponemos encima una placa de color verde y la pintamos con agua también.
   Luego ponemos la placa roja y volvemos a pintar.
   Seguimos colocando el resto de placas, amarilla, verde y acabamos con la roja.
   Cada vez que colocamos cada placa presionamos suavemente con las manos para que se adhieran bien.
   Partimos la masa por la mitad con un cuchillo bien afilado.
   Colocamos un trozo sobre otro, teniendo en cuenta que después del rojo viene el amarillo.
   Aplastamos un poco ayudándonos del rodillo.
   Con un cuchillo bien afilado cortamos tiras como de un dedo de ancho.
   Cogemos dos de las tiras y las pegamos por los laterales, haciendo que quede después del rojo el color amarillo. Pintamos con un poco de agua antes de pegarlas para que se adhieran bien.
   Con las seis porciones de 80 gr. que utilicé me salieron tres placas y una cuarta un poco irregular.
   Ahora que ya tenemos cada una de las placas con la masa tricolor procedemos a estirarlas.
   Espolvoreamos por los dos lados con harina.
   Estiramos un poco la masa con el rodillo. Les recomiendo que le corten las puntas si les quedan irregulares. Yo no lo hice en la primera y se me dobló un poco.
   Llevamos la masa a la máquina y la pasamos un par de veces por cada uno de los números, empezando por el nº1.
   Cada vez que veamos que la masa se queda sin harina la espolvoreamos para que no se nos pegue a los rodillos de la máquina.
   La estiramos hasta que consigamos una tira bien fina. (En mi caso, de un total de nueve números que tiene la máquina la estiré hasta el siete).
   Una vez que la tengamos estirada procedemos a cortarla.
   Para eso cortamos tiras anchas con un rodillo dentado (Es como un cortador de pizzas pero dentado).
   Luego cortamos cada tira que nos sale por la mitad, en este caso con un rodillo liso. En mi caso no medí las tiras para que se quedaran exactamente iguales, sino que lo hice a ojo.
   Una vez que está cortada formamos los lacitos. Para eso solo tenemos que pellizcar en el centro con dos dedos hasta juntar la masa en el medio.
   Apretamos bien en el medio y está el lacito formado.
   Como ven no quedan todos exactamente del mismo tamaño, pero tratándose de pasta casera creo que es lo que toca. O eso o sacar la regla para ir midiendo cada cuadradito y, para mi gusto, eso es ya excesivo.
   Una vez que tenemos los lacitos formados los vamos colocando en una bandeja y los dejamos secar. (Aunque en la foto no se ve, luego los quité y les puse papel de horno debajo por si acaso se quedaran pegados a la bandeja).
   Yo los tuve secando fuera de la nevera unas tres horas, cubiertos con papel de cocina. Luego los metí en la nevera hasta el día siguiente que los cociné. Los dejé tanto tiempo para asegurarme que al cocinarlos no se despegaran y perdieran la forma de los lazos.
   Vamos ya a preparar la salsa y a cocinar la pasta.
   En este caso, no quise utilizar una salsa muy complicada para saborear la pasta. 
   Eso sí prepararemos ambas a la par porque tardan más o menos lo mismo.
   Empezamos por pelar y picar los ajos.
   Ponemos un caldero con agua y sal al fuego.
   En una sartén, con un poco de aceite rehogamos los ajos unos minutos.
   Añadimos el jamón y rehogamos unos minutos más.
   Escurrimos los champiñones y los echamos a la sartén. Dejamos un par de minutos.
   Vertemos la nata y le ponemos un poco de pimienta negra. No le añadí sal porque el jamón al cocinarse sala bastante.
   Removemos y dejamos que se reduzca un poco a fuego medio.
   Cuando el agua rompa a hervir, añadimos la pasta y le echamos un chorrito de aceite.
   Removemos y dejamos cocinar cinco minutos, desde que vuelve a romper el hervor. De vez en cuando la fui removiendo un poco.
   Cuando la pasta este lista, la escurrimos.
   La volvemos a poner en el caldero y le echamos por arriba la salsa.
   Removemos con suavidad para que se mezcle la salsa con la pasta.
   Sólo nos queda servirla, espolvoreada con un poco de perejil seco, y disfrutar de este colorido plato en el que no hemos utilizado ningún tipo de colorante artificial. Todo natural.
   La verdad es que estoy muy contenta con el resultado. No sólo por lo llamativa y bonita que queda la pasta, sino también por lo buenísima que queda.
   ¿Les apetece probar un poco?
   Como han podido ver no es difícil hacer la pasta tricolor, aunque sí que es cierto que tiene un poco de trabajo pero les aseguro que merece la pena.
   Ahora les invito a que se den un paseo por nuestro blog Desafío en la cocina para que se deleiten con las distintas propuestas que nos traen cada uno de los miembros del grupo. Les garantizo que a partir de ahora dispondrán allí de un amplio catálogo de propuestas para preparar pasta fresca.
   También les emplazo para el próximo 20 de febrero, que volveremos con un nuevo desafío, en ese caso dulce, que vendrá de la mano de Toñi, del blog ¿Qué se cuece en mi cocina?. Será su primera vez como desafiadora y estoy segura que nos va a sorprender con su propuesta.
  
    PD: Esta entrada la he dejado programada. Justo ayer día 19 me han vuelto a hacer un trasplante de córnea, espero que el definitivo, así que estaré unos días sin publicar una nueva receta.
   Nos vemos a la vuelta.

27 No te cortes y deja tu comentario.:

Mar Rguez dijo...

HOla Carol, alucinada me has dejado chiquilla... y a mi hija que está aquí conmigo mas todavía... Los lacitos me han encantado asi que los prepararemos, eso si no se si de un color o varios... ya veremos...

Toñi Sempere dijo...

Mi querida canaria!! que tienes unas manos que deberían hacerles un molde y ponerlas en una rotonda!! por dios que maravilla!!! es que todo lo bordas!!
Estamos todas contigo y te enviamos todos los mejores deseos para que este trasplante sea el definitivo!! miles de besos!!

MARIA DE GRACIA CARRERA dijo...

Carolina te deseo lo mejor y una pronta recuperación. Alucinante tu pasta, felicidades.

Un besote enorme.

Con mil sabores

Merchi dijo...

Espectacular Carol!!. Te ha quedado una pasta preciosa de verdad, al final tendré que animarme a prepararla en casa, porque me dais una envidia que ni te lo imaginas. Sana...pero envidia al fin y al cabo jajajaja.
Un beso cielo, te deseo que te recuperes pronto de ese trasplante y como dice Toñi, sea también el definitivo.

Nathalie Sancho dijo...

Alucinante Carolina!! Felicidades guapísima porque te han quedado espectaculares!!
Un besito compi!

maribel navarro dijo...

VAYA CURRADA TE HAS PEGADO¡¡¡
TE HAN QUEDADO FABULOSOS, UN BESO

Inma Lopez dijo...

Me has dejado sin palabras. Sencillamente ¡espectacular!.
Suerte con la operación, veras como todo va a salir bien.

Catalina de la vega dijo...

que preciosidad , me parecen de matricula de honor , felicidades , un abrazo guapaisma

María Teresa dijo...

Bravo, bravo y mil veces bravo!!!!!!
Como diría Jezulin IM PRESIONANTE.
Sin palabras me has dejado, y mira que eso es dificil.
Un besito y pronto buena rápido.

Katy (Vista, olfato y gusto) dijo...

Wow!!! Espectaculares! Espero que te recuperes pronto y nos sigas alegrando la vista con recetas como esta! Besos

María Jesús Prieto Pérez dijo...

Hoy tu pasta ha triunfado, te ha quedado de lujo..
Recupérate pronto que te queremos ver por aquí con tus ideas..
Besitos

Las Recetas de Manans dijo...

¿Lacitos caseros?, guárdame un plato.

Carola Banyuls dijo...

que bien! nunca me había puesto a pensar como se hacían, me la guardo :)

Diana Rincewind dijo...

Carol, si para mí ya tienes el título de la reina de las tartas, con esta entrada te acabas de ganar el de reina de la pasta fresca!¡Espectaculares! Besines y que te recuperes muy pronto :*

Encarna copia cocina dijo...

Carolina, como te lo has currado?? el trabajo que lleva, te felicito porque lo has hecho de maravilla, miedo me das para el desfio que viene, no esas mala,jejeje! cuidate mucho, besitos!

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Madre mía Carolina, qué pasta tan bonita has hecho, estoy alucinada, es que viendo ese colorido ya convence y luego al leer la receta el convencimiento es total.
Te deseo que te vaya bien el trasplante de córnea y en pocos días estés por aquí de nuevo. Suerte!!
Besos.

Leire - Cocina con gusto dijo...

Anonadadas nos has dejado con tu receta. Es preciosa y no tengo ninguna duda que estará buenísma.
Espero que te recuperes pronto.

Catina Barbero Diaz dijo...

Madre mia , Carolina me has dejado con la boca abierta que cosa mas bonita!!!!!y seguro que buenisima. Un abrazo

Viví Taboada. dijo...

te has lucido! no solo tienen que estar buenisimos sino que ademas quedan preciosos!! biquiños
Espero que ya te encuentres bien, cuidate mucho!

Rocío S. dijo...

Son lo mejor de lo mejor. Vaya curro de lazos, se ven tan bonitos.. la salsa me da lo mismo sólo veo los lazos,jajaja. Me enamoró cuando los vi y así sigo. Tendremos que probar en casa.Bss

conchi parrado sanchez dijo...

¡¡¡¡MADRE DEL AMOR HERMOSO!!!!, nos has dejado a todas con la boca abierta con tu maravillosa receta, muchas felicidades, recuperarte pronto de tu ojito.
Un gran besote.

Julia Romero dijo...

Sin palabras me he quedado!! que maravilla de pasta...esta me la apunto para hacerla cuando tenga mas experiencia yo en esto de hacer pasta casera,,,porque es casi una obra de arte chiquilla!! Besitos.

María Martín Romano dijo...

ESPECTACULARES!!!! Madre mía, qué manos y que paciencia!
Enhorabuena xq es una receta espectacular!
Un besuco!

Aisha dijo...

Qué chulos!!!!! Me han encantado!!
Mira, mi miedo con esta pasta es que perdiera la forma al cocerlos, pero veo que si los dejas secar bien no la pierden.
Además de bonitos seguro que estaban de muerte lenta.
Vaya altura le has puesto al listón!!!
besos

Alejandra Morán dijo...

Una pasada Carolina!!!! me han encantado estos lazos de tricolor, menudo curro que te has pagado y qué ricos tienen que estar!!!!
Un besazo y deseo que sigas bien con tu recuperación mi niña

Deseos Sin Gluten dijo...

Hola Carolina, alucinada me has quedado con esta pedazo de receta...! Con tu permiso me la llevo, intentaré hacerla sin gluten...!

Que te recuperes muy pronto...!

Besotes Yolanda

La cocina de Cris y Laura dijo...

me ha encantado la receta¡¡¡ es estupenda y muy original.
espero que te recuperes pronto¡¡
besos crisylaura.