domingo, 20 de diciembre de 2015

MACARONS MUÑECOS DE NIEVE (38º Desafío en la cocina)

   La propuesta que nos han hecho Mila y Nina de La cocina de Camilni para este 38º Desafío en la Cocina ha sido elaborar Macarons.
   Sí, ya ven. Las muchachas no se andan con chiquitas y en lugar de pedirnos unos polvorones o unos turrones nos han pedido hacer este dulce francés de origen italiano.
   Ya yo me había estrenado con ellos y hace tiempo hice mis primeros macarons, pero eso no significa que sea una experta en ellos ni muchísimo menos. Es más, para conseguir hacer lo que quería tuve que hacer hasta cuatro intentos y finalmente lo conseguí gracias a las recetas y consejos de Su, de Webos fritos.
   En cualquier caso, este ha sido un gran desafío en el grupo porque, pese a la dificultad que tienen los macarons ha quedado demostrado que este es un grupo en el que intentamos entre todos solventar las dudas y en el que lo primero es ayudarnos para que todos lo podamos conseguir.
   En mi caso, me decanté desde el principio por preparar estos bonitos muñecos de nieve que vi en la red. Me costó cuatro intentos como les dije pero finalmente salieron como quería.
   Eso sí, al final, y con mi desafío conseguido, me "vine arriba" y me animé a preparar una segunda versión, de manzana verde para regalar que quedaron riquísimos y monísimos también. Y hasta me atreví a hacer una "postal navideña" para felicitarles a todos las fiestas que pueden ver al final de esta entrada.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • 225 gr. de azúcar glass extrafina (Yo lo compro aquí). No vale el azúcar glass hecha en casa porque la comercial tiene almidón.
  • 110 gr. de almendra molida (Se consigue en Mercadona).
  • 50 gr. de azúcar blanca normal.
  • 125 gr. de claras de huevos a temperatura ambiente (Viene siendo la clara de cuatro huevos).
  • Colorante blanco o verde en polvo.
  • Colorantes o rotuladores comestibles si te animas a hacer los muñequitos.
  • Perlas y purpurina comestible (Opcional).
Para el relleno:

  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 100 gr. de queso crema frío de la nevera.
  • 200 gr. de azúcar glass.
  • Pasta de amarena o de manzana verde (Las compro aquí también)
   Lo primero que haremos será preparar la plantilla para hacer los muñecos. Aunque en las fotos se ve directamente que las hago en papel vegetal, luego opté por hacerlas en un folio que colocaba debajo y que iba rodando.
   Primero dibujamos círculos grandes, separados entre sí. Yo utilicé como guía la tapa de una garrafa de agua de cinco litros.
   Luego dibujamos lo que sería la cabeza. En este caso utilicé una boquilla e hice unas marcas en los laterales para que todos quedaran lo más iguales posible.
   Una vez preparada la plantilla vamos a hacer la masa de los macarons.
   Primero ponemos juntos la almendra molida y el azúcar glass en una picadora o, como en mi caso, en la thermomix.
   Los trituramos durante unos diez o quince segundos a velocidad alta.
   Una vez molidos los dos ingredientes, los pasamos por un tamizador. Esto nos lleva un poquito de tiempo, pero es lo que hará que nos quede la superficie de los macarons bien lisita.
   En otro bol, bien limpio y seco, ponemos las claras. Las batimos durante dos minutos a velocidad baja.
   Subimos la velocidad y una vez que veamos que están bien espumosas empezamos a añadir el azúcar blanco en forma de lluvia.
   Seguimos batiendo a velocidad alta hasta que obtengamos un merengue firme.
   Vamos añadiendo sobre las claras la mezcla de almendra y azúcar tamizada. Yo lo hice de dos veces. En la primera vez es el momento de añadir el colorante en polvo a la mezcla, blanco para los muñecos y verde para los de manzana.
   Vamos integrando con una espátula de silicona, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba.
   Tenemos que conseguir que la mezcla al caer lo haga en forma de cinta, es decir, con una cierta densidad. Lo que no nos puede quedar es muy líquida porque si no al formar los macarons perderían la forma.
   Ponemos el papel de horno con la plantilla en una bandeja plana.
   Ponemos la mezcla de los macarons en una manga, con boquilla lisa (en este caso 12 de Wilton). Le pillamos unas pinzas por abajo y por arriba para que no se nos salga. Además tenemos que eliminar bien el aire que pudiera quedar dentro.
   Con la manga totalmente en vertical rellenamos los círculos grandes. Dejamos un minutito o dos que se vaya secando.
   Pasados los dos minutos, rellenamos los círculos pequeños, los que harían de cabeza de nuestros muñecos.
   El tiempo de reposo entre la masa del cuerpo y el de la cabeza es importante para que no se nos mezclen las dos masas y pierdan las forma.
   También es importante tener en cuenta que los muñecos tengan una buena separación entre ellos y no les pase como a mí en esta bandeja que se juntaron.
   Golpeamos la bandeja una par de veces sobre la encimera para que se asiente la masa y pierda los picos que pudieron quedar al verter la masa.
   Si además viéramos que quedara alguna burbuja después de golpearlos las podemos eliminar pinchando con un palillo.
   Ahora toca esperar un ratito. Debemos dejar que los macarons se sequen, hasta que al tocarlos con la yema del dedo no nos manche. Esto me costó una hora y media más o menos.
   Para no andar toqueteando todo el rato podemos poner en una lado de la bandeja uno de prueba que será el que iremos tocando para ver si están secos.
   Una vez que los macarons estén secos, precalentamos el horno a 150º.
   Metemos nuestra bandeja dentro, en el carril de abajo y bajamos la temperatura a 130º.
   El tiempo del horno puede variar. En mi caso necesitaron unos trece minutos. El tema está en ir cogiéndole el punto al horno y se harán en unos 13 o 15 minutos.
   Para hacer pruebas podemos ir probando con pequeñas cantidades.
   A los tres o cuatro minutos de estar en el horno veremos que se les va formando el pie tan característico de los macarons.
   Cuando estén listos, los sacamos, colocamos la bandeja sobre una rejilla y dejamos que se enfríen completamente.
   Una vez que están fríos, los despegamos con cuidado del papel.
   Miren lo bonito que se ve el pie que se ha formado.
   Los guardamos en una lata de metal hasta el día siguiente.
   Para hacer los dibujos de los muñecos de nieve podemos usar colorantes en gel y dibujar ayudados de palillos y pinceles o también podemos optar por utilizar rotuladores comestibles.
   Una vez dibujados dejamos al aire que se sequen completamente.
   Para la crema del relleno, ponemos la mantequilla troceada en un bol. La batimos con varillas hasta que esté cremosa.
   Tamizamos el azúcar glass sobre la mantequilla y mezclamos primero con una espátula y luego seguimos con varillas.
   Incorporamos el queso bien frío y seguimos batiendo.
   Por último añadimos la pasta que queramos, en mi caso de amarena para los muñecos y de manzana verde para los macarons verdes. Seguimos batiendo hasta que la mezcla tenga un color uniforme.
   Ponemos la crema en una manga pastelera con boquilla de estrella pequeña y dejamos un rato en la nevera para que coja cuerpo.
   Si la dejamos mucho tiempo se endurecerá y nos será difícil ponerla a los macarons. Si eso ocurriera, la sacamos un rato antes de rellenar para que se ablande lo suficiente para que podamos trabajar bien.
   Para poner el relleno a los macarons, cogemos una de las tapas, en este caso la que no está pintada y ponemos la crema. Empezamos por los bordes y acabamos en el centro.
   Colocamos la tapa con el dibujo sobre ella y ya tenemos nuestro muñeco de nieve listo.
   Si quieren le pueden poner unos palillitos a modo de brazos para que estén más monos, aunque en mi caso sólo se los puse a los de las fotos.
   Quedan muy bonitos y llamativos y lo más importante es que están riquísimos.
   Como les dije, ya sin la presión del desafío y una vez cogido el punto a mi horno me decidí a preparar unos macarons de manzana verde para regalar a mis chicas de la pelu. Además los decoré con un poco de purpurina comestible para darles un toque algo navideño.
   Miren de cerquita lo monísimos que se ven.
   Y ya puesta, me animé y cuando los estaba preparando hice algunas conchas de distintos tamaños para montar este particular "arbolito" con el que me gustaría felicitarles a todos esta Navidad.


   Ahora les invito a que se den un paseo por nuestro blog Desafío en la Cocina y vean los maravillosos macarons que han preparado los miembros del grupo. Ha sido un auténtico Desafío pero ha merecido la pena.
   También les recuerdo que el próximo 20 de enero volveremos con un nuevo Desafío de la mano de Rocío, de Chismes y cacharros. Será salado y seguro que nos sorprende con su propuesta.


18 No te cortes y deja tu comentario.:

Merchi dijo...

Te han quedado preciosos, tengo que animarme yo a hacerlos que todavía no me he estrenado con los macarons. Los de manzana verde me apetecen un montón y la purpurina comestible les de un toquecito precioso.

Besos y Feliz Navidad

Viví Taboada. dijo...

Ohh! que preciosidad! si que te lo has currado! pero realmente valio la pena, no solo tienen que estar deliciosos sino que son una verdadera obra de arte! bicos

Leticia - Fresa y chocoLeti dijo...

Si que es verdad que esta receta nos ha dado muchos quebraderos de cabeza, pero viendo como han quedado tus muñecos de nieve, nadie lo diría. Son preciosos. Y el árbolito navideño también.
¡Feliz Navidad!
Un beso

conchi parrado sanchez dijo...

Me as dejado con la boca abierta, te han quedado preciosos, felicidades gran jefa.
Un beso muy fuerte y felices fiestas.

Marit C dijo...

¡Que idea tan bonita! Me gustan un montoón

Leire - Cocina con gusto dijo...

Que originales Carolina, tanto los muñecos de nieve que me encantan como el arobolito de navidad que es precioso.
Un gran reto superado con nota.
Un beso y feliz Navidad

Mercedes dijo...

ahhh! enamoradita me he quedado de todos. Y un paso a paso genial, yo te doy en reto por superadisimo.
Felices fiestas a ti tambien,

aranzazu sanchez dijo...

Madre mía, como no son ya difíciles yu haces esos super muñecos de nieve, te han quedado preciosos, tan bonitos, desde luego que te doy un diez que preciosidad.
Un besito,
http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

Toñi Sempere dijo...

te lo he dicho ya por activa y por pasiva, si los muñecos de nieve me dejaron de piedra, y me encantaron, ya no te digo el arbolito navideño, ese es para hacerle un monumento!! que maravilla hija, que manos, y que gusto tienes !!!

Alejandra Morán dijo...

Madre mía chiquilla, me has dejado con la boca abierta. Pero que preciosidad de muñecos de nieve, lo has bordado Carolina!!! Y el arbolito...te ha quedado de lujo!!!
Un besazo y Felices Fiestas

Nati dijo...

Pero que preciosidad de macarons, que originales y seguro que deliciosos. Un besazo.

Malen dijo...

Preciosos!seguro que están riquísimos.¡FELIZ NAVIDAD!

María Teresa dijo...

Madre del amor hermoso, esto no es un desafío, esto es una maravilla de macarons, de muñecos de nieve, de árbol de navidad y de todo.
Si ya era difícil el hacerlos normalmente tu entrada supera al blog más divino que haya por la red, BRAVO!!. BRAVO y mil veces BRAVO!!.
Un besito y FELICES FIESTAS a ti y a toda tu familia.

María Teresa dijo...

Ah, no sabía si era seguidora tuya, me ha arreglado mi marido el ordenador porque fallaba mucho y creo que ahora si lo soy, aunque no sale mi foto perruna.
besitosssss

Evelyn dijo...

Con lo que me gustan los macarons y lo bonitos que te quedaron, ideales para estas fiestas. Felicidades!!! Feliz navidad y mis mejores deseos para el nuevo año! Besiños.

María Jesús Prieto Pérez dijo...

Super originales..Te han quedado muy chulos y los de manzana verde ideales...Y ya veo que tu le has perdido el respeto a esto de hacer macarons, los haces como rosquillas..
Besitos....
Felices fiestas...

Julia Romero dijo...

Que bonitos muñecos de nieve!! me encantan, son chulísimos y muy navideños!! Bs.

La cocina de Camilni dijo...

Un aplauso, preciosos todos, todos, todos, todos.
Eres una artista de los pies a la cabeza, feliz año preciosa