viernes, 3 de junio de 2016

GALETTE DE FRESAS

Galette de fresas
   El otro día una amiga me regaló una caja de dos kilos de fresas y, aunque me encantan, esas son muchas fresas para comerlas así "a pelo" antes de que se echen a perder. Fue por eso por lo que decidí darles salida en la cocina y al día siguiente preparé una mermelada de fresa (puedes ver la receta pinchando aquí) y un streuselkuchen de fresa (puedes ver la receta pinchando aquí).
   También, aprovechando que tenía en la nevera una masa brise que estaba a punto de caducar, preparé esta rica tarta que nos ha sorprendido por lo sencillísima que es de hacer y lo riquísima que queda. No es la tarta más bonita del mundo pero les garantizo que está deliciosa.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • 500 gr. de fresas.
  • Cinco cucharadas de azúcar blanca.
  • Una base de masa brisa.
  • Una cucharada de harina.
  • Copos de avena (en su defecto se puede usar galleta desmenuzada e incluso pan rallado).
    Precalentamos el horno a 190º.
   Empezaremos lavando las fresas, les quitamos los rabitos y las partimos en cuatro cuartos.
    Las ponemos en un bol junto con el azúcar y la cucharada de harina.
    Removemos para que se mezcle todo bien.
    Sobre la bandeja del horno, con papel, extendemos la masa brisa.
    Ponemos una capa de copos de avena en la base, dejando los bordes libres. (La avena de alguna manera impedirá que la masa se humedezca demasiado con el jugo que sueltan las fresas).
    Colocamos las fresas sobre la masa, dejando los bordes libres.
    Doblamos los bordes de masa hacia adentro, superponiéndolos un poco.
    Pintamos el reborde de masa con el jugo que nos queda en el bol que teníamos las fresas usando una brocha de silicona.
    Metemos la galette en el horno durante 25 minutos, hasta que veamos que la masa está doradita.
   Sacamos y dejamos templar.
    Ayudándonos con unas espátulas, trasladamos la tarta al plato de servir y la tenemos lista para presentarla.
Galette de fresas
   Está muy rica tibia o a temperatura ambiente, aunque también fría de la nevera está muy bien.
Galette de fresas
    Y aquí la foto del corte. Si se fijan en la base, se mantiene bastante seca gracias a la avena.
   En este caso la acompañé con un poco de sirope de fresa, pero con una bola de helado de vainilla se convierte en un postre de lujo.
Galette de fresas
   Nos sorprendió muchísimo lo rica que estaba, créanme.

6 No te cortes y deja tu comentario.:

Merchi dijo...

Una preciosidad de postre!! además de lo bueno que esta, claro. Imposible resistirse a comer solo un trozo.

Besines

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Pues yo la veo bonita y es que los fresones siempre dan mucha vistosidad, y lo buenos que están, hay que aprovecharlos antes que se acabe su temporada.
Besos.

Michi Carrique dijo...

Qué riiiiiico, eso sí que es un regalo, 2 kilos de fresas, vamos, que me lo regalan a mí por mi cumpleaños y me pongo tan contenta, jajaja. Muy buen aprovechamiento, me recuerda a una de un libro que me estoy estudiando últimamente. Pintaza. Besicos!

Pan, uvas y queso dijo...

Que buena idea! y me gustan mucho los postres así de sencillos, genial para aprovechar unas fresas tan estupendas :)

Aisha ZD dijo...

Qué rica esa galette!!! Me encanta el resultado :)
Por cierto, dónde metéis tanto dulce??? :P
besos guapa

Montse Alonso dijo...

Con una bola de helado te queda un postre de 10