viernes, 12 de junio de 2015

CRUMBLE DE MANZANAS

   Este postre lo hice por un impulso. Me senté en la mesa del comedor y miré para el frutero. Justo había en él dos tristes manzanas que ya se estaban poniendo feuchas. Normalmente cuando esto pasa suelo preparar un strudel de manzana pero justamente no tenía hojaldre en casa así que pensé en esta opción.
   Una opción altamente recomendable, porque queda de lujo la compota de manzana con el crujiente del crumble.
   Además, al final, uno de ellos me sirvió para sorprender a mi hermana en su trabajo el día de su cumple, con velita y todo.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Dos manzanas (en mi caso eran Golden).
  • Tres cucharadas de azúcar moreno.
  • Una cucharada de mantequilla.
  • Una cucharadita de postre de canela en polvo.
  • Un puñado de pasas.
  • Un puñado de nueces.
  • Un puñado de granillo de almendra.
Para el crumble:
  • 150 gr. de harina.
  • 75 gr. de mantequilla bien fría.
  • Dos cucharadas de azúcar.
  • Un poco de canela en polvo.
   Empezaremos preparando el crumble.
   En un bol ponemos el harina, la mantequilla en trocitos, el azúcar y la canela.
   Mezclamos bien con las manos hasta que consigamos una textura como de arena mojada. Lo metemos en el congelador mientras preparamos el relleno.
   Para el relleno, pelamos y picamos la manzana.
   Ponemos en una sartén la mantequilla, a fuego medio.
   Añadimos a la sartén la manzana, las pasas, las nueces, las almendras, el azúcar moreno y la canela. Removemos todo bien.
   Dejamos que se vaya haciendo hasta que la manzana seponga blandita. Dejamos que se entibie un poco.
   Precalentamos el horno a 190º.
   Repartimos la compota de manzana en dos cazuelitas.
   Cubrimos con el crumble que tenemos reservado en la nevera y metemos en el horno durante 30 minutos.
   Lo sacamos y ya lo tenemos listo. Lo podemos comer tibio o esperar a completamente frío, de las dos formas está riquísimo.
   Miren que aspecto tan rico que tiene.
   Con una bola de helado de vainilla encima ya les digo que es una auténtica delicia.

13 No te cortes y deja tu comentario.:

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Tienes toda la razón, este postre es una verdadera delicia. Y además bien fácil ¿que más le podemos pedir?
Espero que vaya todo mejor con tus operaciones y que estés bien recuperada.
Besotes gordos mi niña, feliz finde.

Magdalena Troncoso dijo...

Ohhh que buena pinta tiene y ¿sabes? nunca lo he probado ni lo he preparado... parece bastante sencillo de hacer y tiene que saber bien rico.Besitos y feliz fin de semana

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Cualquier dulce con manzanas queda rico, como este crumble, jugoso por dentro y crujiente por fuera.
Besos.

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Me encanta el crumble! nosotros somos más de frutos rojos, pero con manzana también debe quedar genial. feliz finde!

Norma2 dijo...

Un postre ideal para el invierno que se hace en un momento y sin ensuciar demasiado.
Besos Carolina, hoy desde
http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/06/tallarines-con-espirulina.html

Mamen Varela García dijo...

Muy rica propuesta Carolina, tiene una pinta deliciosa, tomo notas, besitos mi niña

Mari Recetas dijo...

Que aspecto más delicioso... nunca he preparado este dulce, así que con tu permiso me lo apunto. Un bs.

Marisa dijo...

Holaaaa, pues sí, estoy totalmente de acuerdo en que tiene que ser una auténtica delicia. No he probado nunca este tipo de dulces, me ha encantado porque es algo diferente y original que no suele haber en mi mesa.
Un besooo

Roser Font dijo...

el crumble es una de las maravillas de la reposteria !! me encanta su dorado y su sabor! porque tiene que engordar todo lo bueno! besos

tere dijo...

Me comeria de buen gusto un trozo pero supongo que ya no te queda, por lo tanto me conformare con llevarme la receta a mi cocina.Un beso

Sussi Aracuina dijo...

Què delicia!!

Ana Melm dijo...

Los crumble me enloquecen, son una debilidad absoluta y total a la que no me puedo resistir... de ninguna manera posible.

Ana Melm dijo...

Los crumble me enloquecen, son una debilidad absoluta y total a la que no me puedo resistir... de ninguna manera posible.